miércoles, 18 de febrero de 2009

Aclaraciones pertinentes.

Hace un par de días (o una semana, o un par de semanas, qué más da) yo hablaba con alguien que me comentaba que quería abandonar su creencia religiosa. Yo quise saber sus motivos, y le recomendé que no hiciera eso por un acto meramente visceral, poco razonado y sin bases, que a la larga acabara "reconvirtiéndole". En resumen, le recomendé que razonara su decisión.

Lo que yo ignoraba es que semejante atrevimiento de mi parte conduciría a uno de los debates más extraños que he tenido, en el cual se me acusó de tener ciertas "creencias ateas" que me impedían aceptar la existencia de fenómenos paranormales.

La forma en que devino el caso es curiosa: esa persona me preguntó un par de cosas acerca de ser ateo, de las razones que yo tenía para no tener alguna creencia y, bien, respondí. Lo extraño vino cuando esa persona sacó el cuento de las curaciones y los exorcismos para preguntarme por la explicación que yo les daba. Al responder que no conocía ningún caso claro y bien documentado que no fuera explicable de algún modo racional, me hizo una acusación curiosa: dijo que yo no podía aceptar cosas inexplicables porque la filosofía atea no me lo permitía. Las aclaraciones pertinentes son dos y son simples.

Primero, yo no creo en lo "inexplicable", "misterioso" o "paranormal", no porque el ser atea me lo prohíba o impida de algún modo. No dejo de creer cosas porque "bajo el ateísmo no deban creerse"[sic], sólo prefiero confiar en la evidencia real, que suele ser más sencilla, en lugar de inventar dioses y demonios que compliquen la cosa.
Luego, no se confundan. Yo no soy escéptica por ser atea. Soy atea porque veo las creencias religiosas con el mismo escepticismo con el que veo la astrología, la homeopatía, y demás creencias sin fundamentos. Antes de ser atea pensé críticamente, y el ateísmo es consecuencia directa de ello. No hay motivo para ver las cosas al revés.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema surge, me parece, al ver al ateismo como una religion, las personas religiosas tienen una enorme dificultad para tener ideas fuera de las que le fueron inculcadas bajo este dogma.

Una persona racional que considera Dios no existe, es medida segùn estandares religiosos y por tanto es obligatorio que tenga una religion, de alli que para muchos el ateismo es una religion.

Aun mas, las personas religiosas miden el mundo desde sus dogmas, y consideran que todos tienen Dioses, asi el ateo, consideran, tiene al Dios antipodas de ellos, en la mayoria de los casos al Demonio.

Por ello, los ataques contra aquellos que no aceptan verdades sin pruebas, son siempre argumentos salidos de los mismos libros y leyendas magicas, como es el ejemplo de los llamados "milagros".

Las personas son educadas para medir el mundo desde los dogmas de la religion y esto causa tener que escuchar tan extraños è indefendibles argumentos de parte de los creyentes.

Joaquin_Phi.

Denvers dijo...

Lo que parece que jamás entenderan muchos es que afirmar qua la proposición "Dios existe" es hasta ahora falsa no implica negar categoricamente a Dios. Supongo que por eso, como afirma Joaquin_Phi, piensan que el ateismo es otra religión.

Saludos.

Nimaloreth dijo...

Hola.
Yo considero que algo que sucede es que en la mentalidad del creyente no entra la idea de que pueda sencillamente no creerse, sin dogmas y sin pastores. Por eso es que muchos creyentes nos llaman fundamentalistas repetidas veces: ellos trasladan su propio fanatismo a nosotros. Asumen que somos un grupo de personas con fe ciega en la no existencia de Dios (y, como dice Joaquin_Phi, en ocasiones, a relacionarnos con el diablo o cosas así), que seguimos a Richard Dawkins como nuestro pastor o qué sé yo.
La cuestión es que algunos ateos (ciertos foreros en cierto foro de cuyo nombre no me quiero acordar) contribuyen mucho a la imagen del ateo fanático y visceral. En fin, que hay mucho camino por recorrer...

deejayrig dijo...

a ver a ver

http://amigosguanacos.org/blog/?p=909